sábado, 3 de mayo de 2008

Sobre la liturgia medieval de la toma de posesión de una villa

Releyendo la documentación del Tumbo de San Martín de Castañeda, me he encontrado con este documento, muy interesante por la descripción que hace del ritual medieval de la toma de posesión de una villa y su delimitación.
El rey Alfonso VII ha donado al monasterio de San Martín de Castañeda la villa de Asturianos en el mes de marzo de 1152. Unos meses más tarde, el abad del monasterio, Pedro Cristiano, toma posesión de la misma y levanta acta.
La carta comienza con la relación de las personas, “bonos homines”, es decir, hombres libres de cierta categoria social de los pueblos que limitan con Asturianos , que, junto con las personalidades relevantes de la zona y el “portarius” del rey (encargado de ejecutar los mandatos reales), van a tomar parte en el acto. Creo que el romance se entiende fácilmente:

Isti sunt bonos homines et fideles qui ambulauerunt cum domno Petro Christiano et cum Roderico Petri senior de Senabria et de Carualeda et cum Petro Iohanni portarius imperatoris, et cum multos de bonos homines, scilicet:”

Sigue el documento con los nombres de los representantes de los distintos pueblos que van a recorrer las lindes de Asturianos para confirmarlas, y es aquí, al terminar con la relación, cuando se nos describen las formalidades del acto:

Istos supradictos homines dixerunt in ueritate que Deus est et leuauerunt manus suas at celum et posuerunt pedes suos et manus suas per terminos antiquos sicut scriptum est:”

El manuscrito termina describiendo los límites de la propiedad, términos por donde fueron poniendo sus manos y sus pies los participantes.
Los textos están recogidos de Miguel Fernández de Prada, en su libro “El Real Monasterio de San Martín de Castañeda”.

2 comentarios:

R.Chao dijo...

Qué interesante. ¿Está publicado ese Tumbo? ¿Dónde se conserva?
Saludos.

Anguloscuro dijo...

El Tumbo histórico, de primcipios del S. XVIII, se conserva en el A.H.N., y, al parecer, es copia de otro anterior de 1652.
Sin embargo, este último parece que no transcribe muchos documentos, que si debió contener el anterior, al que hace referencia, y además presenta muchos errores.
Esta es la opinión de don Ángel Rodríguez González que, a mediados del S.XX, sin que pueda determinar la fecha exacta, publicó el "Tumbo de San Martín de Castañeda", utilizando para ello diferentes fuentes del A.H.N., de la B.N., archivos del Vaticano, y de la R.A.H..
Espero haberte sido de utilidad. Si necesitas más concreción en las fuentes, no tienes más que decírmelo.
Un cordial saludo.