sábado, 12 de abril de 2008

Sallar

Muchas palabras, en todos los idiomas, terminan por desaparecer del vocabulario común de sus hablantes. Unas veces, bajo la presión de nuevas palabras que vienen a sustituirlas. En otros casos, fruto de la falta de uso del término al desaparecer el objeto o la acción a la que la palabra en cuestión hacía referencia. Este último es el caso de la palabra a la que voy a referirme. Se trata del verbo “sallar”.
El término viene recogido por la Real Academia de la Lengua Castellana, si bien con un significado un tanto diferente al que yo he podido conocer en las Encartaciones de Bizkaia.
Según la R.A.E., la palabra tiene dos acepciones en castellano:

sallar.
(Del lat. *sarcellāre, de sarcellum).
1. tr. Cavar con azada o azadilla.
2. tr. Tender sobre polines las grandes piezas de madera para conservarlas en los almacenes
.”

El segundo sentido que da la Academia al término era desconocido para mi hasta ahora, sin embargo, el primero, sin ser idéntico, sí parece relacionarse con la terminología encartada, para la que sallar significa limpiar de malas hierbas los sembrados, lo cual, evidentemente, se lleva a cabo cavando con la azada o azadilla.
Curiosamente, veo que también se conoce la palabra en otras zonas vecinas, dándole el mismo significado que yo conozco en la comarca vizcaína, y que el DRAE no recoge.
Así, veo en Wiktionary, cómo se recoge sachar como término del Cántabru, traducido al castellano como sallar:

sallar: sachar, escardar la tierra sembrada para quitar las malas hierbas Vide: azaillar”

Por otra parte, con el mismo significado, lo recoge el Diccionario General de la Lengua Asturiana:

1. Sallar [Pa. Pzu]. Sachar [Cg]. Escardar, sachar [CAmieva. Cp. Ac. Sb. Cn (F). Gr. Sl. Tox. /Eo/. Llomb. JH. R]. Primera escarda que se hace (a las plantas de huerta, patatas, maíz) [Ca]. Escardar [Lln. Cl. Llg. Ri. Qu. Tb. Sm. An. Cd. Pr. Cv. Pr (Cv). Vd. Oc. OLLA]. Dar al maíz (o a otras plantas), pocas semanas después de nacido, una cava ligera aclarándolo y limpiándolo de yerbas [LV. Pb. Lln*. DA. R].”

Paradójicamente, si consultamos el DRAE en busca del vocablo sachar, nos encontramos con esto:

sachar.
(Del lat. sarculāre).
1. tr. Escardar la tierra sembrada para quitar las malas hierbas, a fin de que prosperen más las plantas útiles
.”

Parece, no obstante, que la palabra, con este significado que apunto, es conocida desde hace siglos:

Ya a principios del siglo XVI escribía Gabriel Alonso de Herrera: “Escardar o sellar son, según tierras, diferentes maneras de nombres, porque cada suerte de gente tiene diferentes vocablos””

Sin embargo, parece que el término ha dado alguna guerra a los lingüistas, según se recoge, aunque de forma confusa, en la nota aclaratoria que se hace a la anterior cita en el portal de Villegaseditores.com, de donde la obtuve:

Agricultura general, II, 9. En el Diccionario de Autoridades y en las tires primeras del vulgar está sallar, como provincial de las Montañas de Burgo desaparecido en la 4, reapareció en la 2a como de Asturias y Santander en la 13 no lleva calificativo alguno, con remisión a sachar. las dos formas de por sí indican que en su origen pertenecieron a regiones diferentes. De anotación al cnp. 24 de¡ mismo libro de la agricultura de Herrera y Diccionario de Autoridades resulta que una misma legumbre se ha llama-lo algarroba en Castilla la Nueva, garroba en Castilla la Vieja, lenteja en Aragón y arveja en otras partes

Abundando en su existencia y significado, podemos citar al cántabro don José María Pereda, que usa “el palabro” en “Tipos y paisajes”:

A Blas le incomodaba hasta el olor del ganado vacuno, y Paula se compadecía de las gentes que tenían, para comer, que sallar maíces bajo los rayos del sol de junio.”

También, curiosamente, el encartado de Galdames, don Antonio de Trueba, hace uso del término en “Cuentos de color de rosa”:

“...todos los que trabajábamos en las heredados, unos en la siega del trigo, otros en la salla de la borona, soltamos la hoz o la azada y nos encaminamos alegremente a nuestros hogares...”

“...y los hombres y las mujeres sallaban en las piezas adelantadas...”

“...Los inquilinos de la casería estaban sallando una pieza de borona...”

“...Martín, su mujer y sus hijos estaban detrás de la casa, sallando borona...”

Y todavía más, nos da su sentido en el glosario:

SALLAR.- Escardar someramente o cavar la tierra sembrada de maíz, así que éste ha acabado de nacer, arrancando las plantas más ruines y amontonando la tierra al pie de las que se conservan.”

También encuentro un texto de don Bonifacio de Echegaray, donde hace uso de la palabra, diferenciándola de cavar:

“...(labores del campo)que están sujetas a un plazo perentorio, como sallar, cavar...”

2 comentarios:

Neville dijo...

De parte de mi amigo Vilareyo

http://xavielvilareyo.blogspot.com/2012/01/la-llingua-asturiana-en-bizcaya.html

http://xavielvilareyo.blogspot.com/2012/01/autrigonia-la-nacion-de-los-autrigones.html

km130 dijo...

Sallar también se usa en mi pueblo (Las Carreras) en concreto para las patatas.

Armando
km-130.blogspot.com