domingo, 13 de mayo de 2007

El singular acueducto romano de El Chorrillo



Cuando hablamos de acueductos romanos se nos viene inmediatamente a la cabeza la imagen de los de Segovia o Mérida. Sin embargo, éste del que aquí voy a hablar no tiene tanta espectacularidad monumental, pero es también una obra impresionante de ingeniería hidráulica.
Localizado en el municipio cántabro de Castro Urdiales (Flaviobriga), la conducción de agua se conoce desde tiempos inmemoriales y ha sido objeto de numerosas obras de reparación y acondicionamiento, siendo la última de ellas en el año 1806. Por lo que, de ser cierta su datación en época romana, como todo parece indicar, ya que su estructura es similar a la datada en época romana en Baelo Claudia (Cádiz), se habría estado utilizando durante casi dos mil años.
El acueducto está formado por una sucesión de sillares de arenisca machihembrados y perforados en perfecta sección circular, de tal forma que encajan unos en otros, consiguiendo así una cañería de fortaleza inmejorable. El recorrido cuenta además con una serie de arquetas y aljibes que regulan y decantan el agua en su recorrido. Algunos de ellos, ya en el casco urbano, contaban con fuente para el aprovisionamiento de agua potable a los vecinos y marineros.
Teniendo en cuenta que la distancia que salva es de unos 500 metros, calculo que la obra contaría con unos 1400 sillares perfectamente encajados entre si.
El acueducto, como he dicho, es conocido desde antaño. Sin embargo, el trabajo arqueológico de recuperación se inició en el año 2004 y en la actualidad se puede visitar dentro de un bonito paseo peatonal que cuenta con dos centros de interpretación.

2 comentarios:

Rosina Uriarte dijo...

Hola anguloscuro,
volviste a sorprenderme en UBH hace unos días al ver este post. Y eso que casi no me meto por ahí, pero mira por donde vueles a llamar mi atención pues además de ser gernikesa, vivo en Castro Urdiales, muy cerquita del Chorrillo... Esta zona, como dices, ha quedado muy bonita.
Tienes un blog muy interesante.
Saludos desde Castro,
Rosina

Anguloscuro dijo...

Hola Rosina:
Me alegro de verte de nuevo por aquí. La verdad es que la red es un pañuelo... :-)
Muchas gracias por tu comentario. Espero poder sorprenderte más veces.
Un saludo, desde Bilbao.