sábado, 16 de junio de 2007

¡Bilbainos, nuestra gloria histórica está en juego!

Después de una semana en que las banderas del Athletic no han dejado de ondear en bares y distintos establecimientos comerciales de Bilbao dando apoyo al equipo de la villa, que se juega mañana su permanencia en primera división despues de 109 años de historia, leo hoy en EL CORREO las declaraciones de Mané, el entrenador del Athletic de Bilbao, en las que dice que mañana “nos jugamos nuestra gloria histórica”. Y la verdad es que no le falta razón al técnico balmasedano, y es que, aunque la gloria del athletic por estas tierras no depende mucho de sus grandes éxitos, que los tiene, sino de algo más íntimo y personal que nos hace sentirnos a todos los bilbainos parte de este equipo legendario, aunque de fútbol sólo sepamos que se juega con pantalón corto y balón redondo, nuestra gloria, como bilbainos, está en juego.
Y en esta tesitura a uno le da por pensar sobre el carácter casi religioso que el equipo de fútbol tiene en la capital vizcaína. Y es que ya lo dice el himno de Timoteo Urrengoetxea:
Tiene Bilbao
un gran tesoro
que adora y mima
con gran pasión.
Además, por otra parte, tengamos en cuenta que el equipo no juega en un campo de fútbol cualquiera, sino en La Catedral, bajo la advocación de San Mamés, y que todos los años se acoge bajo la protección de la Amatxo de Begoña, a la que, como acabo de oir en la radio, se encomienda nuestro alcalde para la salvación del equipo. Y es que la situación por la que pasamos no es para menos.
Pero no terminan aquí las connotaciones sagradas del Athletic, y es que, no contento con jugar en La Catedral, la otra, la de los rezos, bueno..., rezos me parece que se hacen en las dos. Digamos La Catedral del Obispo. Bien, ¡pues ésta también es del Athletic!, ¡como lo oyen!. La razón que me permite hacer esta afirmación es que la Catedral de Santiago tiene pintado sobre su fábrica, como se puede "intuir" en la foto (siento no disponer de nada mejor), para la posteridad, en el interior de la iglesia, a la derecha del altar, el escudo del equipo de fútbol bilbaino.
Osea que por falta de bendiciones no será...
En fin, esperemos que aunque no podamos cantar glorias este año, al menos, podamos mañana cantar aleluyas.
¡AUPA ATHLETIC!

2 comentarios:

Jonathan dijo...

Castigo de San Mamés por querer destruir su "catedral" futbolera.

Además así acompañais a la Real y no os quedais sin derbis ;P


Auparreaaaaaalaaa!!!

Anguloscuro dijo...

¡Que no, Jonathan!
Que en cuestión de santos tenemos pa compartir, ya les pediremos también por vosotros, que no todo está perdido.
Pero si hay que elegir..., ya sabes: ¡Athletí!