miércoles, 28 de marzo de 2007

Macuto, maco, maqueto



La lectura de un artículo en el blog “Ahora... y en la historia” ,sobre el escritor José María Arguedas Altamirano y el mestizaje cultural, me ha traido a la memoria el curioso origen de una palabra , en principio americana, pero que tuvo su desarrollo en Cantabria y su extensión como término peyorativo en el Pais Vasco de principios del siglo XX. Me refiero al término “maketo”, palabra usada por el primer nacionalismo vasco de finales del XIX y primera mitad del XX para referirse despectivamente a los inmigrantes de otras zonas peninsulares que acudían a trabajar en la incipiente industria vasca.
La palabra tiene su origen en el vocablo “macuto” o “maco”, que uno de las dos formas lo ha oido, para referirse a un paquete hecho con forro de tela y que se echaba al hombro para transportar la ropa personal o, en su caso, mercancias; y que portaban muchos de los meseteños que como temporeros se acercaban a trabajar en las minas de Cantabria y Encartaciones. Del uso de este “paquete”, como se le conocía al atado en tierras de Castilla, vino el término maqueto, en un primer momento en tierras de Cantabria y zona minera de Encartaciones. para pasar posteriormente de esta comarca vizcaina, fácilmente, al Bilbao de aquel entonces, cuna del primer nacionalismo vasco, como término excluyente e insultante. Curiosamente, el vocablo lo oigo hoy, exclusivamente, en boca de aquellos que se proclaman furibundos antinacionalistas. Basta con buscar la palabra en google.
Pues bien, si uno busca la palabra “macuto” en el DRAE le da la siguiente etimología: “Voz de Las Antillas y Venezuela”, el vocablo “maco” no aparece con esta acepción, sino como “malo, pícaro o bellaco”, sin embargo, como ya he dicho, yo lo he oido abundantemente con el mismo significado que macuto.
Por otro lado, parece que existe controversia acerca de la etimología de “maketo”, pues el DRAE lo hace provenir del euskera “makito” (tonto, majadero), aunque no le concede este significado, sino el de “persona de fuera”, usado en tono despectivo. Yo añadiría a este sentido el de “persona mal vestida o extravagante”, pues así lo he visto usar en Encartaciones. En este sentido, considero más afortunada la etimología propuesta más arriba, que también recoge el Hiztegia, relacionada con la palabra “macuto” de origen americano, pues no parece nada descabellada esta suposición teniendo en cuenta la histórica abundancia de emigrantes a Las Américas en la comarca occidental de Bizkaia y oriental de Cantabria. Son de interés los abundantes palacios de indianos que se pueden observar en ambas regiones.

7 comentarios:

marcayuq dijo...

Interesante post, gracias por el link en la página, ojalá te animes en ponerlo como favoritos, nosotros hemos hecho igual, espero que el diálogo histórico se de entre nosotros.....

Víctor Vela dijo...

Este término, por lo que he leído, se adoptó en los inicios del nacionalismo vasco tras 1876 identificándolo con belarrimotz y siempre en tono despectivo.
Se encuentra también "la invasión maketa", un artículo publicado por Engracio de Aranzadi, que acarreará el primer proceso político de Sabino Arana desde el discurso nacionalista y habla sobre el problema del gran aluvión de inmigrantes, castellanos en su mayoría, llegados durante la industrialización vasca.
Sobre el origen es cierto lo que expones y yo también encuentro distintas interpretaciones.
Un saludo.
Un saludo.

Anguloscuro dijo...

Gracias Marcayuq por tu comentario. Estaré encantado de poner un link a vuestra página, la verdad es que no sé por qué no está ya puesta, ya que os sigo habitualmente.
Yo también estaría encantado de seguir manteniendo el diálogo contigo.
Un saludo.

Anguloscuro dijo...

Hola Victor, encantado de recibir tus comentarios por aquí.
Totalmente de acuerdo con lo que expones.
La extensión del término "maketo" frente a "belarrimotz" sería una prueba más del origen castellano de tal término. Ten en cuenta que en Bilbao no era ya muy habitual el uso del euskera en aquella época.
Respecto al vocablo euskaro de "belarrimotz", quizás tenga algo que ver con los agotes, ya que "belarrimotz" significa "orejas cortas", y como sabes a los agotes se les atribuye la falta de lóbulo en las orejas.
Un saludo.

Landahlauts dijo...

Muy interesante el post, sí. Y tu blog.

Un saludo, desde Andalucía.

Anguloscuro dijo...

Hola landahlauts, perdona por no haber contestado antes tu comentario, pero no me llegó el aviso al buzón de yahoo y lo he visto hoy de casualidad.
Muchas gracias por tu comentario.
Se te saluda, desde el norte.

Pedro Alegre dijo...

El propio Sabino Arana en sus escritos dice que la palabra "maqueto" fue una ideación suya para crear en euskera una palabra equivalente a la del griego antiguo "meteko", que era el "pobre y de origen extranjero" que vivia en la antigua Atenas, con obligacion de pagar impuestos pero sin derechos politicos. Un voluntario santanderino de los que redactan Wikipedia en español tuvo la idea, por el afán de dar postín a los de su provincia, para ser los santanderinos "como los vascos", que la palabra "maqueto" para referirse a los castellanos con desprecio, no la inventó Sabino Arana sino que se creó en Santander para referirse a los castellanos que iban a Santander a trabajar -algo que nunca ocurrió ya que Santander siempre fue fuente de emigrantes y nunca receptora-. Algo semejante ocurrió con el termino "cazurro", palabra muy antigua, preindoeuropea, de uso conocido desde la Edad Media en Castilla, que uno asturiano con acceso a redactar Wikipedia y tambien para "imitar a los vascos" por el supuesto postín que el insultar motes a otros produce, redacto en esta enciclopedia que tal termino "cazurro" se habia creado, lo mismo que maqueto, en Asturias como mote despectivo para referirse a los castellanos que iban a trabajar a esta region, cuando lo cierto es al revés, que "cazurro" es una muy antigua palabra castellana y que quien iba a trabajar a otro lugar eran los asturianos que iba a trabajar a las minas de carbón de Leon y Palencia y nunca en direccion contraria.