jueves, 11 de enero de 2007

Sobre la boina


De origen incierto, tanto la prenda como su nombre, la boina ha sido durante muchos años un signo distintivo de los vascos, y aun lo es. Sin embargo su uso es cada día más escaso y en pocos años, si Dios no lo remedia, pasará a ser objeto propio de museo etnográfico. De hecho, una de las más famosas fábricas de boinas, “La Encartada” de Balmaseda, inaugurada en 1892 y cerrada hace trece años, se abrió ayer como nuevo museo de la boina.
Atrás quedaron los tiempos en que llevar boina era símbolo y garantía de vasquidad, sobretodo si la llevabas bien puesta de “medio lao”; o signo de elegancia inglesa y buen gusto bilbaino si su color era el azul propio de la villa. Ya nada es lo que era.
Y de antiguo le viene a los vascos el uso y disfrute de tan afamada prenda. Mucho se discute sobre su origen, datándolo algunos en épocas casi medievales.
No obstante, y a pesar de lo que se dice en la página enlazada, no creo que debamos retrasar tanto su uso, pues me parece bastante claro, a finales del siglo XVIII, D. Juan Ramón de Iturriza y Zabala en su Historia general de Vizcaya cuando nos habla sobre los usos y costumbres en el vestir de los vizcainos: “El vestido o traje que usan al presente los caballeros vizcainos,es semejante del que usan los franceses[...]; y los labradores usan en días de labor y aun en los festivos monteras de paño negro de Segovia de nueva moda”.
De cualquier forma, lo que si resulta definitivo es que la moda cundió y su uso estaba ampliamente extendido entre los varones vizcainos de mediados del XIX, cuando escribe Juan E. Delmas, en su Guía histórico-descriptiva del viajero en el Señorío de Vizcaya, describiendo a un vizcaino típico de aquellos tiempos: “...o reunido a otros jóvenes gallardos como él, en el pórtico de la iglesia, suspendida del hombro la leve chaqueta, suelto su abigarrado chaleco, negligentemente inclinada su colorada boina sobre la sien, flotando el cabello a merced del viento...”.
Sea como fuere, la verdad es que lo que más me intriga es para qué sirve el rabito de la “txapela”. ¡Y sobre esto no he podido encontrar información alguna!.

2 comentarios:

Nano B. dijo...

Yo siempre he escuchado que el origen era bearnés.

Alberto Bringas

Anguloscuro dijo...

Hola Alberto.
No tengo datos que confirmen o desmientan el origen bearnés de la boina, pero teniendo en cuenta la autoridad francesa en estas cosas de la moda..., no me extrañaría nada.
Un cordial saludo.